Los implantes dentales son la mejor opción que existe en la actualidad para la reposición de piezas ausentes.

Son fijaciones de titanio, con apariencia similar a un tornillo, que se incrustan mediante cirugía al hueso maxilar y sobre las que se coloca una prótesis (corona o puentes) que servirá para sustituir al diente perdido.

Una vez se ha colocado el implante, el hueso que lo rodea comenzará a integrarse con el implante. Este proceso, denominado osteointegración, suele durar alrededor de 3 meses y es de vital importancia, ya que su éxito garantizará el éxito del implante. De no ser así, deberá ser retirado e iniciar el proceso nuevamente.

 

Tratamiento de implantes dentales

En la colocación de implantes dentales, es esencial la planificación de cada caso, para determinar las dimensiones del implante (en función del volumen óseo remanente), el número necesario (en función de las piezas ausentes) y la posición ideal del mismo (en función del tipo de prótesis).

Una vez colocado el implante y cumplidos los tiempos de cicatrización, se confecciona el tipo de prótesis más adecuado a las necesidades y preferencias del paciente, que puede ser de dos tipos:

Prótesis fija: unitaria (coronas metalocerámicas), múltiple (puentes metalocerámicos), completa (rehabilitaciones totales, metalocerámicas o de metal-resina). Sobre cada implante se coloca una corona, de forma que el implante actúa como la raíz y la corona artificial, como la parte visible de la pieza dental.

Prótesis removible: completa (sobredentaduras). Suele utilizarse cuando hay pérdida de una varios dientes. Para mantenerla estables en la boca se combina el soporte mucoso de las encías con el anclaje de cierto número de implantes. .

 implantes-dentales-huesca

Ventajas de los implantes dentales

  • Los implantes dentales son, en general, tan cómodos como los dientes normales y aportan prácticamente la misma sensación
  • Tienen una gran duración: en el 90% de los casos la vida del implante supera los 20-30 años
  • No es necesario tallar los dientes colindantes para anclar la prótesis
  • Se evita la pérdida ósea, pues al ir anclado al hueso este no pierde su función
  • Con los implantes dentales es muy sencillo mantener una higiene bucodental correcta